TAI-CHI

Mientras la escuela esté cerrada: Si queréis disfrutar de estas ancestrales disciplinas basadas en la medicina tradicional china e impregnadas de la filosofía taoísta y de sus principios de paz, armonía, fluidez y amor por la naturaleza y todos sus seres, el grupo de Taichi Chuan de la Escuela Popular de Oporto desarrollamos la práctica todos los sábados y domingos, mientras las condiciones climáticas y las autoridades sanitarias lo permitan, a las 10:15 a. m., en el lago situado en la zona nueva del parque de la Emperatriz María de Austria. ¡¡¡ Seréis tod@s bienvenid@s !!!! 

Pincha aquí para ver dónde estamos

Abajo puedes ver las fotos en el parque

__________________________________________________________________________________________________________________________

Te invitamos los MARTES o JUEVES de 19:00 a 20:45 de la tarde A VIVIR LA EXPERIENCIA DEL CHI KUNG

Enraizamos nuestro pies en la tierra, aquietamos nuestra mente. Relajamos todo el cuerpo y solo sentimos la caricia del sol sobre nuestra piel. Buscamos la quietud y el vacío y simplemente respiramos…………….

El viento nos susurra en los oídos y nos trae los sonidos de la naturaleza. El canto de las urracas, el parpar de las ánades, las voces de los árboles y la danza de sus ramas,  el rumor del agua en su fluir y simplemente respiramos…….

Dejamos ir a nuestro olfato en busca de los olores de la Madre Tierra. Los aromas de sus flores y plantas, de la madera húmeda por las gotas del rocío cuando empieza a clarear, el olor a tierra regada y bendecida por las lluvias del día anterior y simplemente respiramos………..

Abrimos las ventanas de nuestro cerebro, los ojos. Los llenamos de los colores del otoño, caducos y perennes, de la naturaleza en su máximo esplendor con toda su paleta de marrones, verdes, cobrizos, amarillos y rojos y simplemente respiramos…………

Una vez despiertos todos nuestros sentidos, empezamos a desarrollar y fortalecer nuestro cuerpo con alguna tabla de Chikung. Trabajamos con la energía interna siguiendo y dirigiendo las acciones de nuestros brazos y piernas con nuestra mente, y sujetándolos con la respiración. Estiramos músculos, tendones y fascias. Masajeamos los órganos internos con suaves movimientos basados en la medicina tradicional china.  Desbloqueamos los meridianos energéticos para que no se estanque la energía. Equilibramos nuestras emociones y simplemente respiramos…………..

Y con todo nuestro Qi activado y circulando por los canales internos por los que navega, iniciamos la danza cósmica del Taichi chuan. Sus suaves movimientos circulares y continuos nos conectan con nuestro Ser, impiden a la mente que se escape hacia afuera. La atraemos hacia dentro con la atención constante a las acciones, fluidas como un rio y serenas como una montaña, que realizamos con nuestras piernas y brazos, nuestras raíces y nuestras ramas. Llenamos el vacío de figuras que son alabanzas a la Naturaleza. Acariciamos la crin de un caballo, acunamos a la cigüeña, empujamos la montaña, despertamos a los dragones, abrimos las ventanas para mirar a la luna, recogemos unas flores de loto, dibujamos arco iris en el cielo y caminamos ágilmente por la rosa de los vientos…… Y nos dejamos inundar por la paz, sin retenerla, simplemente dejándola fluir con nuestros movimientos, sintiendo cada uno de ellos como si fuera una caricia a nuestra alma, disfrutando de cada instante en el aquí y ahora Repartimos unos abrazos, saludamos, damos las gracias al Tao y simplemente respiramos………………